Meopta

Meopta

Meopta, diseñando la mejor óptica de tiro desde hace 100 años

Los visores Meopta poseen una enorme tradición que viene desde la Segunda Guerra Mundial y se sigue manteniendo a lo largo de los años. Meopta es un fabricante que también destaca en equipamiento como visores holográficos, prismáticos y todo tipo de complementos. ¡Mejor precio asegurado en productos Meopta! Discubre su gama Meostar, Meosight Meopro.

Relevancia
Establecer dirección descendente

24 por página

Elementos 1 a 24 de un total de 63

  1. 1
  2. 2
  3. 3
Relevancia
Establecer dirección descendente

24 por página

Elementos 1 a 24 de un total de 63

  1. 1
  2. 2
  3. 3

Meopta es una empresa internacional con una larga y rica tradición de desarrollo, fabricación y montaje de productos ópticos, opto-mecánicos y optoelectrónicos de clase mundial. Las capacidades de diseño, ingeniería, fabricación y montaje de Meopta le permiten ofrecer productos y servicios de la más alta calidad a los mercados industrial, militar y de consumo. Se trata de una empresa con un amplio alcance global, que operaen sus instalaciones en los Estados Unidos y la República Checa. Esta presencia única permite a Meopta responder a las necesidades de sus clientes rápida y eficazmente. 

Con uno de los equipos de trabajo mejor entrenados y altamente cualificadas en la industria, un visor Meopta es siempre un producto de alto rendimiento y uno de los tecnológicamente más avanzados del mundo.

Los visores Meopta se construyen utilizando avanzados procesos tecnológicos para proporcionar los instrumentos ópticos más exigentes de su clase. La mecánica óptica de calidad superior se empaqueta en un robusto cuerpo de aluminio aeronáutico para proporcionar el rendimiento, la durabilidad y la precisión que sólo este fabricante puede conseguir.

Meopta ofrece una gran variadad de visores con primer plano focal (R1) o en segundo plano focal (R1r). 

No importa cuál sea la disciplina en la que trabaje Meopta, ya sean prismáticos, monoculares o cualquier accesorio óptico: la calidad está garantizada.

La compañía Meopta, originariamente denominada Optikotechna, fue fundada en 1933 por un acuerdo de cooperación entre el Doctor Alois Mazurek y Alois Benes. Mazurek fue profesor en la escuela industrial local y fue un respetado miembro de la comunidad de Presov. Mazurek siempre tuvo un gran interés en la óptica y su empeño fue introducir la óptica como materia de estudio en la escuela industrial. Gracias a la contribución de Alois Benes, un arquitecto de Prerov, Mazurek vio cumplido su sueño y la compañía abrió sus puertas en 1933.

En un principio Meopta producía solo componentes ópticos como condensadores y lentes, pero en ese mismo año el Doctor Mazurek desarrolló el primer objetivo, llamado Benar, y fue determinante para el futuro de la empresa. Durante los dos siguientes años la compañía compró la licencia de Mr. Kalusch para agrandar su producción. Más tarde, ampliaron su  producción a cámaras y proyectores profesionales. En 1935 y debido a los acontecimientos políticos, el ejército checo buscó un fabricante de elementos ópticos para usos militares, y así Mr. Benes vendió la compañía a la firma Zbrojovka de la ciudad de Brno. Esta fábrica invirtió en el desarrollo y expansión de la compañía, comprando nuevos terrenos y trasladándose a las afueras de Prerov, donde Meopta tiene su sede hoy en día.

Durante la segunda Guerra Mundial, Optikotechna estuvo ocupada bajo el control de las autoridades alemanas, produciendo sólo para el ejército alemán. La producción para usos civiles estuvo parada. Una vez terminada la Guerra la compañía fue nacionalizada en 1945, renombrada como Meopta (“Me” de mecánica y “opta” de óptica). La compañía fue extendiendo su producción, incluyendo accesorios, lentes, cámaras, proyectores de cine, además de muchos otros productos como binocularesvisores para rifles, etc. En este proceso se fueron sumando grandes grupos, extendiéndose a otros países y consolidándose su producción para usos militares.

En los años 70 y 80, más del 75% de su producción era para fines militares. El gran peso específico que tenía la industria militar estuvo a punto de acabar con la compañía en 1990, coincidiendo con el desmantelamiento del grupo comunista. Gracias a Vladimir Chlup y a Paul Rausnitz la compañía salió a flote a pesar de las dificultades de esa época. Hoy en día Meopta permanece como una de las grandes y más reputadas compañías en producción de elementos ópticos, tanto para usos militares, deportivos, etc.