Disparadores

Disparador para mejorar el tiro

El gatillo es un accesorio clave para el funcionamiento de un arma de fuego. Existen multitud de gatillos diferentes, y comprar el adecuado puede suponer la diferencia entre lograr efectuar o no un buen disparo.

Los disparadores que vienen montados en las armas de serie suelen ser, por lo general, disparadores estándar sin demasiadas complicaciones. Por este motivo, quienes buscan mejorar el rendimiento de sus armas, así como la agrupación de sus disparos, necesitan recurrir a uno de los llamados disparadores de competición.

Nuestros productos de Disparadores más vendidos: Pesa gatillos Wheeler

Relevancia
Establecer dirección descendente

36 por página

7 artículo(s)

Comprar gatillo para arma

Lo que se conoce como cola del disparador del arma, o gatillo, es el mecanismo por el cual un arma de fuego se dispara apoyando el dedo índice sobre él (en las ballestas hay un mecanismo similar, al igual que en las pistolas de aire).

El gatillo del arma generalmente tiene un seguro para evitar que el arma se dispare accidentalmente, y también suele hacerse con cierta textura, que avisa si el gatillo se desliza de su posición de disparo.

Las escopetas de dos cañones tienen dos gatillos, pues cada gatillo de arma corresponde a un cañón percutiendo el cartucho alojado en cada uno.

gatillo disparador

Cómo funciona el disparador del arma

Cuando se aplica una pequeña presión o cantidad de energía al gatillo del arma, se libera el mecanismo que provoca el disparo. Unido el resorte y la energía cinética se impulsa un dispositivo de golpe. Esta energía cinética funciona a través de un percutor que golpea y enciende la imprimación.

Existen varios mecanismos de acción en el disparador del arma: de acción simple, DAO de doble acción, etc., y en todos se necesita un gran control del gatillo para realizar disparos efectivos.

Se clasifican según la función que lleva a cabo el gatillo del arma.

Acción simple

Es el modo más antiguo y el mecánicamente más sencillo. Libera el percutor para descargar el dispositivo cada vez que se aprieta el disparador del arma.

En otras palabras, al estar el martillo en su posición más retrasada, está engarzado por el fiador; la biela también está retrasada y se encuentra sujeta por el pestillo del percutor.

Cuando se ejerce presión sobre el gatillo del arma con el dedo índice, la biela hace presión sobre el fiador, este libera el percutor, y el percutor golpea a la aguja percutora, generando de este modo el disparo.

Hoy casi todos los rifles y escopetas usan este tipo de disparo, y por lo tanto, es el sistema más habitual entre los cazadores.

Doble acción

En este caso, el disparador del arma tiene la capacidad de disparar, tenga el martillo cargado o no, y se recomienda sobre todo para armas militares y de defensa personal.

Funciona de la siguiente manera: cuando se presiona el disparador del arma, a través de la biela que transmite fuerza presionando con su parte trasera el pestillo del percutor, de esta forma, empieza un recorrido hacia atrás hasta un tope, gracias a su forma excéntrica.

En ese punto la biela que separa bruscamente el pestillo, se coloca en un ángulo inclinado y golpeando con mucha energía el yunque, es decir, la parte posterior de la aguja percutora.

Las armas de simple y doble acción se pueden adaptar, y además tienen un sistema manual de seguridad que puedes o no usar para amartillar o desamartillar el percutor.

Existen distintos modelos de gatillos, en caso de que quieras comprar gatillo / disparador para tu arma de caza. Suelen traer los tornillos necesarios para su instalación y generalmente son de acero inoxidable.