Cronógrafos

Cronógrafos para medir la velocidad de tus disparos

Los cronógrafos o medidores de velocidad se han convertido en los últimos años en unos accesorios imprescindibles para numerosos tiradores que desean conocer la velocidad de sus disparos. Estos datos son esenciales para sacar el máximo rendimiento al conjunto arma y munición, ya que nos permite calcular qué tipo de cartucho o de proyectil nos conviene más usar en nuestra arma de fuego. La principal marca de referencia dentro del sector de los cronógrafos de tiro es la popular Chrony.

Nuestros productos de Cronógrafos más vendidos: Speed Timer 3000 (Pro Timer), Tripode Cronografo para mesa (7-17 cm)., Trípode Chrony para cronógrafos, IluminaciÛn LED para el cronografo de Caldwell (OB)

Relevancia
Establecer dirección descendente

36 por página

17 artículo(s)

Comprar cronógrafo para armas

Un cronógrafo se utiliza para medir la velocidad de un disparo de un arma. Es un dispositivo que se encarga de medir la velocidad que alcanza un proyectil una vez que es disparado. Un cronógrafo es un instrumento imprescindible de comprar si recargas tu propia munición. En nuestra armería puedes comprar un cronógrafo al mejor precio con las mejores prestaciones.

Si quieres comprar cronógrafo para armas, te contamos lo que debes saber antes de decidirte por uno.

cronógrafo para armas

Además de medir la velocidad de disparo, un cronógrafo es muy útil para los tiradores deportivos y para los cazadores, ya que cuentan con datos precisos proporcionados por el aparato que les permitirán calcular las distancias desde donde disparar para lograr los mejores resultados. Permiten también saber qué tipos de proyectiles son más convenientes según el arma que utilicemos.

Si quieres comprar cronógrafo para armas fíjate en que pueda utilizarse tanto al aire libre como en interiores, aunque los más modernos se pueden usar con luz artificial y en galerías de tiro.

Las mejores marcas de cronógrafos para armas son Chrony o Caldwell, que sin duda ofrecen las prestaciones más adecuadas.

¿Cómo funciona un cronógrafo para armas?

Antes de utilizar un cronógrafo se debe montar en un soporte. Para mejores resultados debería colocarse sobre trípodes, para que al medir la velocidad del disparo sea completamente preciso. Los trípodes lo mantienen fijo mientras disparas (es un accesorio que tendrás que comprar aparte al comprar cronógrafo para armas), evitando movimientos imprevistos.

Los resultados de las mediciones se muestran en una pantalla. Los cronógrafos modernos incluyen una pantalla electrónica donde se muestran los valores: medidor de desviación, memoria, cantidad de disparos, velocidad, etc. Teniendo en cuenta que los cronógrafos se usan en sitios sin corriente eléctrica, usan pilas. Al comprar un cronógrafo para un arma puedes optar por los portátiles, que son los más usuales. La mayoría de los cronógrafos funcionan con dos sensores en lugar de tres (sobre todo los cronógrafos para tiradores deportivos).

Estos sensores son ópticos, colocados en el trayecto que harán los proyectiles (se colocan con ayuda de una tira difusora y un disparo de varillas a través de la abertura). El tiempo se mide cuando la bala cruza el primer sensor óptico, con inicio de reloj, y pasa el último sensor, que es cuando se para el reloj. Parece un mecanismo muy sencillo, pero teniendo las velocidades de los proyectiles en cuenta, no es tan fácil.  Así pueden medir la velocidad de disparo, pues la calculan basándose en la sombra de la bala que viaja sobre ellos. El valor lo dará en pies o metros por segundo, dependiendo de lo que hayas seleccionado al comprar el cronógrafo para armas, y se mostrará en la pantalla. 

Para medir la velocidad del disparo, el cronógrafo proporciona tres valores o números: velocidad, desviación estándar y difusión extrema. La velocidad, por descontado, es la función principal del cronógrafo. Es importante medirla, puesto que pocos disparos son 100% igual, siempre hay dispersión. La desviación estándar indica la dispersión o la variación de los valores. Si es baja, indica que los valores tienden a estar cerca de la media, que es el valor esperado; si es alta, indica que la variación es más amplia. En balística, una desviación estándar baja o pequeña indica una mejor precisión, algo que queremos conseguir.

En cuanto a la difusión extrema, se refiere a la distancia entre la velocidad más baja y la más alta. En pruebas de tiro, lo ideal sería tanto una desviación estándar baja como una difusión extrema también baja, para lograr un buen resultado con las cargas que se tienen.

Por lo general, estos valores ayudan a probar cargas distintas hasta dar con aquella que más nos conviene.

Es necesario tener en cuenta que un buen funcionamiento del cronógrafo depende mucho de si el está bien montado.