Ballistol

Ballistol productos de limpieza de armas 

Ballistol es un aceite universal que tiene como base aceite blanco puro medicinal. Su historia se remonta a 1904 en Alemania, cuando fue elegido de dotación por el ejército imperial, algo que sigue siendo a día de hoy. Se trata de un aceite singular por todas las propiedades que aglutina: lubricación, anti-oxidación, limpieza, resiliencia e incluso desinfección.

26 artículos

Fijar Dirección Descendente
por página

Ballistol limpieza para armas

Ballistol es una empresa familiar tradicional, cuyos productos se fabrican en Alemania desde hace más de cuatro generaciones y que en la actualidad se distribuyen por todo el mundo. El producto más importante y por el que es conocida, es el aceite multiusos Ballistol. Este lubricante se desarrolló originalmente como un aceite para heridas y armas para el ejército imperial alemán, pero gracias a sus increíbles cualidades se ha convertido con el paso del tiempo en un lubricante multipropósito y universal.

El origen de la empresa Ballistol se sitúa en Colonia en 1874 y el impulsor de la misma fue un abogado alemán con especial talento para los negocios, Friedrich Wilhelm Klever. Los productos que comenzaron a fabricar fueron aceites y grasas a base de carbón. En principio a partir de materia prima de terceros, para posteriormente, adquirir una mina en propiedad e independizarse de estos suministradores.

El espaldarazo a Ballistol vino en el año 1904, dado por el contrato ganado con el ejército imperial alemán, que buscaba un aceite multiusos, válido para la limpieza, cuidado, y conservación de las partes metálicas, culatas de madera y correas de cuero de las armas. Aunque al poco tiempo, los propios soldados encontrarían otras funciones sorprendentes a priori, su excelente comportamiento en heridas pequeñas, abrasiones y piel agrietada, hicieron que fuese conocido entre la tropa como el “aceite milagroso”.

El responsable de producto fue el Dr. Helmut Klever, hijo del fundador y que ejercía de profesor de química en la Universidad Técnica de Karlsruhe, fue capaz de desarrollar todas las propiedades buscadas. El Ballistol había nacido, un nombre que proviene de una composición a base de dos palabras “Ballistic” y “Oleum”, que denota claramente su destino.

En los años siguientes, millones de consumidores experimentaron con el aceite multiusos Ballistol y encontraron nuevas aplicaciones cada vez más sorprendentes. Después de la Segunda Guerra Mundial, a la que solo sobrevivió la fábrica de la sucursal en Leverkusen, se abandonaron los sitios en Colonia y Krefeld. En 1971, el joven químico Dr. Heinrich Zettler se unió a la empresa y desde entonces la dirigió como director general.

Tras la muerte de Jenny Klever en 1989, se hizo cargo de la empresa el Dr. Heinrich Zettler, que potenciaría la marca, desarrollaría nuevos productos y expandiría el negocio a nivel mundial. En el 2006, el Dr. Heinrich Zettler pasó la empresa a sus hijos, el Dr. Christian Zettler y Andreas Zettler, quienes ahora dirigen Ballistol.

Limpieza Ballistol

Ballistol, la marca líder en limpieza de armas

A día de hoy, Ballistol sigue siendo una referencia mundial en aceite universal, habiendo crecido en otros productos. En su catálogo de productos podemos encontrar más de 80 artículos, además del lubricante que le dio fama y su razón de ser. Tiene aceites especiales, agentes de limpieza y productos para el cuidado de armas, aceites técnicos para producción, talleres y artesanías. Incluso también, productos para el cuidado y repelentes de mosquitos para personas y animales.

Marca lider de limpieza de armas Ballistol