Chalecos Antibalas

Chalecos Antibalas

Chalecos antibalas de calidad


En BlackRecon te ofrecemos una selección de chalecos antibalas de todos los niveles y características, totalmente homologados y al mejor precio del mercado, estos cumplen con los más prestigiosos estándares actuales, tanto de Estados Unidos, como alemanes o ingleses.

Chalecos antibalas, anticuchillo y antipunzón

TIenes a tu disposición chalecos de diferentes pesos, así como distintos niveles de protección balística, anticuchillo y antipunzón. Entre ellos podrás encontrar chalecos con protección balística NIJ IIA, NIJ IIIA7.62x25 Tokarev... También con protección contra cuchillos NIJ 0115.00 Cuchillo P1 y S1, e incluso contra punzón SPB.

Los chalecos que encontrarás en BlackRecon están fabricados con los mejores materiales (Dyneema, Aramid...) y los fabricantes con los cuales trabajamos garantizan con la compra, todos ellos, seguros de responsabilidad civil por valores que oscilan entre el millón y los 10 millones de euros.
Entre todos estos productos podemos destacar el Engarde Flex-Pro, su comodidad, poco peso y nivel de protección hacen de él una opción excelente para el agente que trabaja y lo porta a diario.

Nuestros productos de Chalecos Antibalas más vendidos: Chaleco antibalas Engarde MT-PRO con funda Deluxe, Chaleco antibalas Engarde FLEX PRO con funda Deluxe, Chaleco antibalas Engarde MT-PRO con funda Dual Use, Serigrafía POLICIA para chalecos antibalas

Relevancia
Establecer dirección descendente

36 por página

Elementos 1 a 36 de un total de 48

  1. 1
  2. 2

Qué es un chaleco antiblas

Un chaleco antibalas es ropa protectora que absorbe los impactos de las balas para que el usuario quede lo más protegido posible. Se trata de uno de los utensilios policiales más reconocibles y necesarios, pudiendo salvar la vida del portador en un momento crítico. Existen diferentes clases de chalecos antibalas dependiendo de diversos factores como si es interior o exterior, el material que utilizan o el nivel de resistencia del mismo.

Materiales de los chalecos antibalas

Los chalecos antibalas destacan por ser prendas de ropa increíblemente resistentes debido a que la función que cumplen es la de proteger contra proyectiles de bala. Este tipo de chalecos puede estar fabricado con varias capas de fibras laminadas. Este tejido sintético es altamente resistente y protege al usuario en gran medida de muchos tipos distintos de proyectil aunque, dependiendo del nivel de protección del chaleco, este aguantará más o menos tipos de calibres.

También existen chalecos antibalas que poseen placas metálicas en su interior o una inusual densidad de tejido sintético que ofrece una mayor protección.

Aquí podrás comprar chalecos antibalas

¿Qué niveles de protección antibalas tienen los chalecos?

Los chalecos antibalas tienen como misión proteger de los impactos de bala a quienes los portan. En España el uso de los chalecos antibalas está relegado a las fuerzas del orden. Algunos chalecos antibalas también ofrecen protección anticuchillo y antipunzón, y la mayoría de ellos utilizan materiales de alta resistencia a los impactos como el Kevlar, Aramid, Dyneema, o el GoldFlex.

Todos los tipos de resistencias, la balística, anticuchillo y antipunzón, tienen una serie de estándares que pueden cumplir, y en el caso de la protección balística, las más prestigiosas son: NIJ (Instituto Nacional de Justicia de los Estados Unidos) y SK1 (alemana).

Dentro del estándar NIJ 0101.06 existen distintos niveles de protección, contra diferentes calibres, como son: El nivel IIA, II, IIIA, III y IV. Con el nivel IIIA tendrás cubierta la protección contra todo tipo de armas cortas. El estándar alemán SK1 (que ostentan algunos de nuestros chalecos de la marca Engarde, además del NIJ) también incluye disparos de contacto de 0 metros de distancia que no son parte del estándar NIJ. Las pruebas del estándar aleman "Schutzklasse" con el nivel SK1 tiene cambios que lo hacen más duro que el NIJ, como es el caso de utilizar armas 9mm expansivas o medir la resistencia térmica del chaleco llegando a los 70 grados.

Niveles de protección antibalas según el National Institute of Justice (NIJ)

El National Institute of Justice posee 6 niveles distintos de clasificación para los chalecos antibalas, dependiendo de l protección que ofrezcan en distintas situaciones y contra diversos calibres.

NIJ Nivel I

Los chalecos de este nivel ofrecen protección contra el calibre 22 LR, cuyas balas tienen un peso de 2,6 gramos (40 grains) e impactan a una velocidad de 320 metros por segundo o menos. También ofrecen resistencia frente a las 380 ACP metálicas con un peso de 6,2 gramos (95 grains) que impctan a una velocidad de 312 metros por segundo o menos.

NIJ Nivel IIA

Con este nivel de chalecos antobalas, el usuario queda protegido contra balas de punta redonda con revestimiento metálico de 9 mm con una masa nominal de 8 gramos (124 grains) que impactan a una velocidad mínima de 332 m/s o menos y de un calibre .40 Smith & Wessn de balas metálicas con con masas nominales de 11,7 gramos (180 grains) que impactan a una velocidad mínima de 312 m/s o menos. El blindaje de nivel IIA es idóneo para el uso policial, sobre todo para aquellos que buscan protección para municiones de .40 S&W y 9 mm de menor velocidad. Al tratarse del siguiente nievl, también proporciona protección contra amenazas de nivel I.

NIJ Nivel II

Este chaleco protege contra balas de cobre con punta de plomo de calibre Magnum .357 con un peso de 10.2 g (158 grains), las cuales impactan a una velocidad de 425 m/s o menos, y contra balas de 9 mm -con velocidades nominales de 358 m/s. También protege contra la mayoría de las otras balas de calibre .357 Magnum y 9 mm, así como las amenazas de los anteriores niveles, el Nivel I y el Nivel IIA. El chaleco antibalas de nivel II es más pesado y voluminoso que los de nivel I o IIA. Los policias que lo utilizan buscan protección contra municiones de calibre .357 Magnum y 9 mm que poseen una mayor velocidad.

NIJ Nivel IIIA

Esta clase de chalecos protege contra balas de .44 Magnum, Semi Jacketed Hollow Point (SJHP) con un peso 15.55 g (240 grains), que impactan a una velocidad de 426 metros por segundo o menos y contra 9 mm de balas metálicas con un peso de 8 gramos (124 grains) que impactan a una velocidad de 426 m/s o menos. También brinda protección contra la mayoría de las armas de fuego, además de cubrir las amenazas de los niveles inferiores (Nivel I, IIA y II). El chaleco antibalas de nivel IIIA proporciona el nivel más alto de protección disponible en chalecos ocultables.

NIJ Nivel III

Estos chalecos son habitualmente normalmente o semirrígida, protege contra balas metálicas de 7,62 mm (designación militar de Estados Unidos M80) con un peso de 9,7 gramos (150 grains) que impactan a una velocidad de 838 metros por segundo o menos. También brinda protección contra amenazas como el calibre 223 Remington (5.56 mm FMJ), 30 Carbine FMJ y balas estriadas de calibre 12, así como las potenciales amenazas del Nivel I al IIIA. La armadura corporal de nivel III está claramente destinada solo a situaciones tácticas cuando la amenaza precisa dicha protección. Los chalecos de este nivel son adecuados en situaciones tácticas.

NIJ Nivel IV

Los chalecos de nivel IV destacan por su protección contra balas perforantes. En ese sentido, estos chalecos aguantan calibres .30-06 de 10,8 gramos (166 grains) impactando a una velocidad de 868 metros por segundo o menos. También protege de lo mismo que los chalecos del Nivel I al IIIA. Esto supone el mayor nivel de protección disponible en chalecos.

La protección anti balas de perforación es posible gracias a la utilización de cerámica como material de protección, no obstante, esta puede romperse fácilmente tras el primer disparo. Los chalecos de Nivel IV son idóneos para las situaciones tácticas.

 

NIJ Standard 0101.06

Niveles de proteccion antibalas según la Schutzklasse alemana SK

La Schutzklasse (nivel de protección) según las normativas alemanas se divide en 5 niveles de protección, sometiendo al chaleco a diferentes pruebas de disparo con distintos calibres para medir y valorar la resistencia a los mismos.

Los chalecos antibalas que quieran superar este estándar alemán deben contar con una garantía mínima de 10 años. Además, los chalecos deben sellarse con una cubierta que repela la humedad y el agua, debido a que para pasar este estándar los chalecos también tienen que ser resistentes al agua.

SKL – 9mm Parabellum

Los chalecos con la certificación SKL están preparados para resistir el impacto de una 9mm Parabellum, ya sea metálica, de punta redondeada o cobreada, con un peso de 8 gramos (124 grains) a una distancia de 5 metros y a una velocidad de 360 metros por segundo.

SK1 – 9mm Prabellum +

Este nivel de protección cubre las amenazas del anterior, con el añadido de que incluye los calibres 9mm Parabellum con más potencia (velocidad) y un peso menor de 6 gramos (92,6 grains). De esta forma, es eficaz contra calibres 9mm Parabellum que alcanzan los 460 metros por segundo.

Con el nivel SK1 se logra una protección similar a la del nivel IIIA, con la diferencia de que los alemanes realizan la prueba con balas expansivas y sometiendo al chaleco a mayores temperaturas, de hasta 70 grados, para ver su rendimiento tras una prueba de desgaste.

SK2 – 357 Magnum

Este nivel de protección está a prueba de calibres Magnum 357 con un peso de 7,1 gramos (109,5) a 5 metros y a una velocidad de disparo de 590 metros por segundo.

SK3 – 223 Remigton y 308 Winchester

La protección de los chalecos de nivel SK3 cubre calibres de gran potencia como el 223 Remington y el 308 Winchester. Hay que tener en cuenta que las balas de calibre 223 Remington tienen un peso de 4 gramos (62 grains) y alcanza una velocidad de 950 metros por segundo, mientras que el 308 Winchester es un calibre de 9,55 gramos (147 grains) de peso que es disparado a una velocidad de 830 metros por segundo. Ambos disparados a 10 metros de distancia.

SK4 – 308 Winchester +

Los chalecos de nivel SK4 están fabricados para soportar mayores variaciones del calibre 308 Winchester, con balas de 9,7 gramos de peso (149,6 grains) disparadas a 10 metros a una velocidad de 820 metros por segundo.

chalecos antibalas proteccion sk

Niveles de proteccion antibalas según la HOSBD (Home Office Body Armour Standard)

La HOSBD es una organización británica que también posee su propia clasificación de chalecos según niveles atendiendo a una serie de pautas y criterios marcados como el tipo de calibre que son capaces de parar los chalecos. Según esta clasificación, los chalecos pueden poseer 5 niveles distintos:

HO1 – 9mm

Este primer nivel de protección es eficaz contra el calibre 9mm metálica y de punta hueca, siendo este último peligroso por su capacidad de expansión al entrar en contacto con el objetivo. Las pruebas fueron realizadas con disparos a 5 metros de distancia con balas de 8 gramos de peso (124 grains) a una velocidad de 365 metros por segundo.

HO2 – 9mm +

La protección HO2 mantiene la protección contra el mismo tipo de calibre y clase de bala, metálica y de punta hueca, con la diferencia de que este nivel soporta más potencia, aguantando un proyectil disparado a 430 metros por segundo.

HO3 – rifles calibre 7,62

Los chalecos de este nivel soportan calibres de rifle como el 7,62 x 39 surrogate, con un peso de 7,9 gramos (122 grains) disparadas a una distancia de 705 metros por segundo desde una distancia de 10 metros.

HO4 – rifles calibre 7,62 +

El nivel HO2 es adquirido por aquellos chalecos que aguantan también calibres como el .308 Winchester, que tienen un peso de 10,7 gramos (165 grains), disparado a 10 metros con una velocidad de 820 metros por segundo.

SG1 – calibre de escopeta

Este nivel es distinto a los demás porque ofrece resistencia a la munición disparada por una escopeta, como es el caso de la Winchester de 1 onza o el calibre Rifled 12RSE. En este caso, el proyectil posee un peso de 28,4 gramos y se dispara a 100 metros, logrando una velocidad de 435 metros por segundo.

chalecos antibalas proteccion hosdb

¿Qué niveles de protección antipinchazo tienen los chalecos?

Es importante no caer en el error común de creer que los chalecos antibalas también protegen de toda arma blanca. Cuanto más punzante es un arma blanca resulta más difícil de detener, por lo que cuesta fabricar un chaleco que frene los punzones y las agujas. A pesar de que casi cualquier chaleco está preparado para frenar cortes superficiales, no tienen capacidad para parar la penetración de armas como los punzones o las agujas.

Otro error común es confundir anticorte con antipinchazo. Los anticorte protegen de cortes producidos por el filo de armas blancas, mientras que la antipinchazos está preparada para la posible penetración de la punta del arma. Los guantes policiales anticorte, por ejemplo, están preparados para posibles cortes, como su nombre indica, pero no son adecuados para proteger de los pinchazos.

Al igual que con los chalecos antibalas, los estándares de medición de la protección por niveles también pueden aplicarse a la proteción antipinchazo, contra punzón y contra agujas:

Con respecto a la protección anticuchillo, también aparece contemplada en el estándar NIJ, anteriormente mencionado, en el HOSPB británico y en el VPAM alemán. Las protecciones son, generalmente, contra dos tipos de cuchillos distintos, denominados generalmente como S1 y P1 (algunos con subtipos). El cuchillo S1 tiene una anchura de 20mm y grosor 4mm, resulta más fácil de parar por un paquete balístico. El P1, por su parte, es más complicado de detener por un paquete balístico dadas su anchura y grosor, más pequeños: 15mm de anchura y un grosor de 2mm.

En relación a la protección contra agujas, en BlackRecon ofrecemos el chaleco MT-PRO que cumple el estándar VPAM KDIW 2004 para agujas con fuerza de 5 julios (además del NIJ STD 0101.04 y el SK1 TR03/2008). La protección contra punzón SPB viene determinada, también, por estándares como el NIJ o el HOSPB, tal y como aparece contemplado en sus documentos.

Niveles de protección antipinchazos según el National Institute of Justice (NIJ)

El National Institute of Justice evalúa los niveles antipinchazo de los distintos chalecos y los cataloga en 3 niveles: nivel 1, nivel 2 y nivel 3.

La prueba realizada para determinar la protección del chaleco consiste en intentar penetrar el mismo con un arma punzante. Dependiendo de los julios que aguante, tendrá un mayor o un menor nivel.

Nivel 1

En este nivel se realizan dos pruebas con dos presiones distintas, la E1 y la E2. En la prueba E1 se utiliza una fuerza de 24 julios y el chaleco no puede sufrir una penetración mayor a 7 milímetros, mientras que en la E2 son 36 julios (un 50% más) y la penetración no puede ser mayor de 20 milímetros.

Nivel 2

En este nivel también se realizan las dos mismas pruebas que en el anterior, pero variando la fuerza del pinchazo. En la prueba E1 se utiliza, en esta ocasión, una fuerza de 33 julios, y el chaleco no puede sufrir una penetración mayor a 7 milímetros; mientras que, en la E2, la fuerza utilizada es de 50 julios (un 50% más que en la E1) y la penetración no puede ser mayor de 20 milímetros.

Nivel 3

En el nivel 3 vuelven a seguirse las mismas pautas que en los dos anteriores, pero con una fuerza sustancialmente mayor. En este caso, la presión E1 es de 43 julios, sin poder ser traspasado el chaleco más de 7 milímetros, mientras que la E2 aumenta un 50% la fuerza, siendo de 65 julios y no permitiéndose una perforación mayor de 20 milímetros.

Niveles de protección antipinchazos según la HOSBD (Home Office Body Armour Standard)

Los británicos utilizan el mismo sistema para realizar una clasificación de los chalecos antibalas por niveles. De esta forma, la HOSDB realiza una división en 4 niveles: KR1, KR1+SP1, KR2 y KR2+SP2.

En esta clasificación por niveles, KR significa protección contra cuchillos y SP contra punzones.

KR1

El primer nivel de protección es similar al del NIJ, teniendo 24 julios de potencia la primera prueba y 36 la segunda. La diferencia radica en que, en la E1, la penetración permitida es de 8 milímetros.

KR1+SP1

En este nivel, los chalecos poseen la protección de cuchillos del nivel anterior, sumado a que, con una fuerza de impacto de 24 julios, un punzón no es capaz de atravesar el chaleco.

KR2

Este tercer nivel no posee una protección antipunzón, pero cuenta con protección anticuchillos de forma que, con una potencia de 33 julios, el cuchillo no atraviesa más de 8mm; con una potencia de 50, no atraviesa más de 20.

KR2+SP2

En este caso, se sigue la misma lógica que con el KR1+SP1. La diferencia es que, en este nivel, los chalecos tienen protección equivalente al KR2 convencional sumado a la protección antipunzones que permite que un punzón, con 33 julios de fuerza, no penetre en absoluto el chaleco.

chalecos antipinchazo proteccion hosbd

Niveles de protección antipinchazos según la Schutzklasse alemana SK

La certificación alemana funciona de forma un tanto diferente a las demás. En este caso, los alemanes escogen 3 zonas donde probar el chaleco: tejido, costura y doblez. En cada una de esas zonas se aplica con un cuchillo, punzón y objeto contundente una fuerza determinada, siendo el ángulo de los dos primeros objetos 90 y aplicándose en la última un ángulo de 25 grados. Para poseer el certificado, los objetos aplicados no deben traspasar el chaleco más de 20 milímetros.

Siguiendo el procedimiento anteriormente mencionado, los chalecos testados que pasen las pruebas con éxito pueden tener 4 niveles: K1, en el que se aplica una fuerza de 25 julios; K2, de 40 julios; K3, de 65 julios y el más alto, el K40, en el que se aplican 80 julios de potencia.

chaleco antipinchazos sk