Hoppe's

HOPPES es la marca líder en productos de limpieza para todo tipo de armas de fuego, aunque su fórmula más emblemática HOPPES 9, puede ser utiliza sobre cualquier superficie de hierro o acero. Hoy en día HOPPES dispone de un amplio catálogo de soluciones, que dan cobertura especializada a cualquier problemática de limpieza o mantenimiento de armas.

Artículos 1-36 de 50

Fijar Dirección Descendente
Página
por página

marca hoppe's

HOPPES el limpiador de armas que lo cambió todo

HOPPES es un limpiador de armas que se ha estado usando desde más de un siglo. Una longevidad que indica la calidad de estos productos, sobre todo teniendo en cuenta que lucha en un segmento muy competido. Tiene el mérito extraordinario de destacar entre cientos de marcas, siendo líder en un mercado tan exigente como el estadounidense.

La limpieza de un arma es hoy en día un proceso sencillo, pero no siempre ha sido así, más aún cuando las primeras armas de fuego utilizaban pólvora negra. Este tipo de pólvora es difícil de limpiar y muy corrosiva con el metal, sobre todo si no se limpia a conciencia el arma después de su uso. Aunque todo cambió gracias a un visionario, su nombre, Frank A. Hoppe, nacido en Filadelfia en 1869.

Hoppe desarrollaría una solución química que denominaría "Nitro Power Solvent No. 9" y que con el paso del tiempo se la conocería como “HOPPES 9”. Este interés por la limpieza de las armas vino por su trabajo en la industria química, su servicio patriótico en la Guardia Nacional y su afición por el tiro deportivo.

Los antecedentes de HOPPES son fruto de la experiencia

Este hijo de inmigrantes alemanes, desarrollaría su actividad laboral en varias fábricas de barnices y pinturas, donde adquiriría los conocimientos que le permitirían patentar su popular mezcla. Mezcla de nueve sustancias diferentes, número que se incorporaría a la propia denominación del producto, HOPPES 9.

Su interés por las armas se produjo tras alistarse en la Guardia Nacional, donde prestaría servicio durante más de tres décadas. Allí tomaría conciencia de la dificultad que presentaba la limpieza de los rifles militares.

Enfrentándose a un gran problema cuando se introdujo de dotación el M1903 Springfield de cerrojo. Si bien el Springfield era un rifle eficiente, tenía un defecto importante, la pólvora sin humo que empleaban sus cartuchos era corrosiva y oxidaba rápidamente el cañón. El Departamento de Artillería recomendó una solución de limpieza, que consistía en persulfato de amonio, carbonato de amonio, amoníaco y agua.

Compuesto que exigía un lento y tedioso procedimiento de mezcla y que exigía horas de reposo antes de ser aplicado, siguiendo también determinadas instrucciones. Todas estas exigencias, hacían el producto ineficiente y consumía mucho tiempo. Durante su estancia en el servicio, la habilidad de Hoppe con el rifle le haría capitanear el equipo de tiro, participando en numerosos campeonatos con gran éxito.

Nace HOPPES 9 en un ambiente militar y deportivo

Esta relación continua con las armas y su uso, moverían a Hoppe a buscar una solución que acabase con el problema de la limpieza. Así acabaría patentando una mezcla química fácil de usar y con una profunda capacidad de limpieza. Un producto que marcaría un antes y un después en la industria y que lo cambiaría todo, había nacido el HOPPES 9.

Un producto que no solo limpia el rifle de residuos de pólvora negra o pólvora sin humo, sino que también elimina las incrustaciones de plomo y metal sin el uso de cepillos de latón. Asimismo, protege el ánima del óxido después de su aplicación, todo ello sin dañar el cañón del rifle. Esos logros harían que soldados y expertos en rifles de todo el país elogiaran el HOPPES 9 con pasión.

El triunfo del HOPPES 9 no solo se debió a su magnífico desempeño con la limpieza de las armas de fuego. Sino que la compañía informó que este compuesto podía usarse para limpiar óxido, goma, grasa, alquitrán y otros tipos de materiales o suciedad de herramientas, cubiertos, maquinaria, piezas de automóviles e incluso máquinas de escribir, prácticamente cualquier cosa con una superficie de hierro o acero.

Lamentablemente Frank A. Hoppe no llegaría a conocer el pleno éxito de la compañía, por su muerte repentina en 1921, a los 51 años, debido a un derrame cerebral. Sería entonces su hijo Frank Chestin Hoppe quien asumiría la presidencia y heredaría la pasión por competición con rifle en la década de los años 30 y 40. Poco después la familia Hoppe se desprendería de la compañía, estando en la actualidad en manos del grupo empresarial Vista Outdoor.

HOPPES lleva más de 100 años en el mercado

Aunque las numerosas manos por las que ha pasado la titularidad de la compañía, han permanecido transparentes para los consumidores. Por lo que sigue siendo una de las empresas de limpieza de armas más antiguas y respetadas de EEUU. Productos como el versátil HOPPES 9 y el BoreSnake, siguen situándose entre los más vendidos. Millones de propietarios de armas de todo el mundo no pueden estar equivocados a lo largo de más de 100 años.

Hoppe's Productos