Guantes Anticorte

Guantes Anticorte

Guantes anticorte para cuerpos de seguridad

Los guantes anticorte, resultan fundamentales para la correcta ejecución de la tarea policial, sobretodo en actividades que acarreen cacheos corporales. En estos momentos, en los que el profesional depende por enterode su material policial, es cuando entran en juego diferentes factores, como el nivel de protección que ostente el guante y la agilidad y sensibilidad que permita al portador de cara a la detección de objetos. De nada sirve un guante con alto nivel de protección que reste mucha sensibilidad al usuario. En este apartado es donde destacan los guantes de la marca Mechanix, entre otros, con gran nivel de protección acompañado de un muy buen nivel de sensibilidad.

La cuantía de protección se mide en niveles, al igual que ocurre en los guantes antipinchazo los mejores guantes ofrecen un nivel 5 de protección frente al corte y, por lo general, no sólo protegen contra ellos, es común encontrarse con otros tipos de protección como a las laceraciones, la abrasión en la palma de la mano, o resistencia a la perforación.

Recuerda, en el proceso de elección de unos guantes, es beneficioso para el tacto el hecho de que los guantes queden bien ceñidos a la mano, sin llegar a apretar.

Relevancia
Establecer dirección descendente

36 por página

7 artículo(s)

Elige guantes anticorte profesionales

Ser un profesional no sólo significa recibir un rédito de una actividad concreta, sino tomársela muy en serio y actuar en consecuencia. Cualquier miembro perteneciente a un cuerpo de policía sabe que no vale sólo con cumplir el reglamento, hay que extremar las precauciones. Y a la hora de proteger, hay una parte del cuerpo fundamental para el servicio: las manos. Da igual qué tipo de profesional de la seguridad seas: unos guante anticorte nunca estarán de más.

Muchos guantes resistentes a cortes están fabricados para proteger las manos de ser cortadas por objetos afilados como cuchillos. Sin embargo, pueden proporcionar muy poca o ninguna resistencia a la perforación de un elemento puntiagudo, como sería el caso de una aguja o un punzón.

Hay que tener en cuenta que un punzón es un elemento que cuenta con una punta más fina que el cuchillo, por ejemplo, lo que lo hace más difícil de frenar. En el caso de la aguja, al poseer una punta extremadamente fina, es muy difícil frenarla con guantes a no ser que estos tengan partes duras, como sucede en la parte de la yema de los dedos en algunos guantes policiales para evitar pincharse durante un cacheo.

Por lo tanto, no se debe caer en el error de creer que un guante anticorte va a lograr frenar una aguja, debido a que no está preparado para ello. Los guantes anticorte se fabrican con la intención de que tengan la capacidad de soportar al máximo el corte de un filo, pero no pueden resistir la capacidad punzante de una jeringuilla.

Niveles de medición anticorte y antipinchazo

La forma más utilizada para medir la protección de los guantes es el sistema de puntuación del American National Standards Institute y el International Safety Equipment Association, que divide los guantes en 5 niveles según su resistencia a cortes, abrasión y pinchazos.

Las pruebas de resistencia a la abrasión miden la capacidad del guante la a pérdida de material por roce en superficies rugosas. El guante se somete a diferentes ciclos y, dependiendo de la cantidad de ciclos que aguante sin perder material, tendrá un mayor nivel de protección o menos. Los niveles del 0 al 3 realizan la prueba con 500 gramos de peso, mientras que la 4, 5 y 6 lo realizan aplicando 1.000 gramos. De esta forma, el nivel 1 necesita menos de 100 ciclos para perder material aplicándose 500 gramos, mientras que el nivel 6 puede soportar 20.000 ciclos o más con una fuerza de 1.000 gramos.

La prueba de resistencia a cortes mide la capacidad que tienen los guantes para someterse y resistir el corte de un cuchillo afilado. Mide el peso que necesita el cuchillo para atravesar 25mm el chaleco. De esta forma, en el nivel 0 se necesita menos de 200 gramos para realizar un corte de 25 milímetros de profundidad, mientras que en el nivel 5 se necesitan 3.500 gramos o más.

Por último, nos encontramos con la prueba antipinchazos, la cual mide la resistencia del guante a los objetos punzantes, como sería el caso de un punzón. Esta protección se mide en newtons, de forma que en el nivel 1 se necesitan menos de 10 newtons para atravesar el guante, mientras que en el nivel 5 se necesitan 150 o más.

Estos tres niveles son independientes, por lo que un guante puede tener distinto nivel anticorte, antiabrasión y antipinchazo.

Tacto y protección con guantes anticorte de calidad

Muchos agentes no piensan en un nivel superior de protección para sus manos, debido a que piensan que su puesto no suele entrañar riesgos que necesiten una protección anticorte o una protección antipinchazo. El primer concepto que debemos tener en cuenta es que en general, un miembro de las FCSE siempre debe proteger sus manos, sea con guantes anticorte o no. Cualquier daño producido durante el servicio o incluso las inclemencias del tiempo pueden reducir la operatividad de un agente.

Una vez que tengamos claro que el porte de guantes policiales debe ser primordial, es importante que recordemos un detalle: el avance en las materiales de protección ha conseguido abaratar mucho los costes de los guantes anticorte. Gracias a la investigación en fibras como el Kevlar, el Dyneema, el Spectra o el Nomex -mucho más resistentes estructuralmente que el acero-, un tejido puede aguantar traumas realmente altos.

Los guantes anticorte son más baratos de lo que imaginas

Cuando un profesional de la seguridad piensa en hacerse con unos guantes de protección anticorte, lo primero que le viene a la cabeza es que tendrá que hacer un gran desembolso. Hoy en día eso es totalmente erróneo, hasta el punto de que la diferencia entre unos guantes policiales básicos y unos guantes policiales anticorte, no suele ser muy grande. Por lo que... ¿por qué no invertir en seguridad?