Pavonadores

Pavonadores

Pavonadores para armas

El pavonado de un arma de fuego es una tarea fundamental para mantener en buen estado de conservación nuestras armas, o restaurarlas e intentar devolverlas a su estado original. Existen diferentes sistemas de pavonado, aunque el pavonado en frío suele ser el más extendido entre los usuarios de armas de fuego. Los pavonadores disponibles en esta sección ofrecen un rendimiento prácticamente insuperable, ya que pertenecen a una de las marcas más reconocidas en este sector: Birchwood Casey.

Nuestros productos de Pavonadores más vendidos: Pavonador Super Blue Birchwood Casey Extrafuerte, Pavonador Perma Blue Birchwood Casey, Líquido pavonador Ballistol - 50ml, Pavonador de Aluminio Birchwood Casey 90ml

Relevancia
Establecer dirección descendente

36 por página

15 artículo(s)

Pavonador armas ¿qué es y como funciona?

El pavonador de un arma es parte fundamental si queremos que nuestra arma se encuentre siempre en perfecto estado. Además de la apariencia exterior del arma, es muy importante su mantenimiento interno para no tener averías graves evitando la corrosión de los engranajes.

Hablamos de un transcurso vital para la vida de las armas, con el pavonador para armas envolvemos las piezas de su interior con este producto, creando capas que protegerán los mecanismos internos evitando la corrosión de los mismos.

El pavonador para armas evita que se pueda corroer tu arma, un producto de alta calidad para mantener tu arma al máximo rendimiento.

pavonadores para armas

¿Qué tipos de pavonadores para armas hay?

Encontramos diferentes tipos de pavonador, pero como en todo proceso de limpieza, debemos saber cual se adapta más a nuestra arma. Existen 2 tipos de pavonado en el mercado.

Pavonado en Frio

Es el tipo de pavonado más extendido y vendido del mercado, de aplicación muy sencilla y económica para retocar pequeñas erosiones que pueda tener tu arma.

Este proceso es recomendado para reparar armas con pequeños daños, es tremendamente eficaz ya que les aporta durabilidad y la superficie se conserva en gran estado.

Pavonado en caliente

Es el proceso menos habitual, en el cual necesitas sumergir tu arma en unas instalaciones concretas entre 300 y 350 grados, por lo que resulta la opción más cara del mercado. Además necesitas disponer de una buena infraestructura si quieres realizar tu mismo este tipo de pavonado.